LA LUZ DE ELECTRICIDAD

A lo largo de 1897, tras haber obtenido del Ilustre Ayuntamiento de Medina de Pomar la oportuna concesión, los hermanos Agustin y Elias Martinez del Solar y su suegro Marcelino Aduriz Almandoz, inician las obras para la puesta en marcha de la producción y el suministro eléctrico a la localidad.

El 17 de marzo de 1898 se pone en servicio la red que proporciona energía eléctrica para el alumbrado de vías y calles y para los domicilios particulares. El suministro de acuerdo con las condiciones fijadas para el mismo se interrumpía diariamente, conectándose únicamente desde el anochecer hasta el amanecer.

Esta producción eléctrica estaba asociada a la actualización y modernización de la fabrica de harinas "La Deseada" situada en el barrio de Villamar con la maquinaria mas moderna de la época, importada de Alemania, instalándose una turbina hidráulica de gran rendimiento y una maquina de vapor que asistiera las contingencias derivadas de la falta de caudal o reparaciones. Esta instalación permitió garantizar la actividad industrial y el suministro eléctrico.

La energia electrica presenta grandes ventajas respecto a otras fuentes de energia, por su capacidad de transformacion en otras formas de energia, por su transmisibilidad y su ubicuidad, capacidad para ser utilizada por todos, en todo momento y en las cantidades deseadas.

Se considera que la primera instalación eléctrica construida en España para suministro a consumidores fue la de los señores Xifre y Dalmau en Barcelona en el año 1875.

Las primeras referencias al suministro eléctrico en Burgos, datan del año 1887, siendo en 1897 que la Compañía de Aguas de Burgos ofrece un suministro eléctrico generalizado.

En 1901 aparece la primera reglamentación  eléctrica sobre contraste, marca y comprobación de contadores eléctricos. La legislación de subsistencias de 1915 afecta al sector eléctrico y en los años veinte se consolidan los objetivos del Estado, en su potestad tarifaria y el régimen de autorizaciones declarando el suministro eléctrico "servicio publico". Aparece en 1933 el Reglamento de Verificaciones Eléctricas.

LA ELECTRICIDAD EN LAS MERINDADES

En los años veinte y treinta se instalan redes eléctricas de alta tensión, inicialmente con objeto de instalar molinos accionados por motores eléctricos y en las cercanías de los consumidores, aumentando vertiginosamente la utilización de la electricidad como fuente de luz, calor y fuerza motriz.

Ante el aumento de las necesidades de suministro se construyen las centrales de Quintarnaza y Moneo sobre el rio Nela y la de Tedeja en Trespaderne sobre el Ebro. 

 En la comarca de las Merindades se implantan otras empresas de producción y distribución eléctrica e incluso los ayuntamientos cubren sus necesidades de abastecimiento directamente instalando redes y medios de producción, muy condicionadas por la irregularidad hidráulica. De igual manera a lo largo del país se produce una amplia pero desigual implantación eléctrica, a favor de las zonas mas industrializadas y prevaleciendo las redes aisladas y locales.

En 1944 se proyecta el embalse de Cereceda sobre el rio Ebro estimándose un aprovechamiento hidroeléctrico en Trespaderne de 15.000 kW de potencia. Doña Aurora Aduriz, viuda de D. Elias Martinez vende la central de Tedeja en Trespaderne y su concesión  a Hidroelectrica Iberica -empresa que abastece la industria pesada del País Vasco- con el compromiso de esta ultima de proporcionar la energía que necesite para el abastecimiento de una zona geográfica que se determina.

De esta manera se garantiza la disponibilidad de energía y el acuerdo permite acometer inversiones y ampliaciones sin incertidumbres, asi como disponer de una estabilidad y regularidad desconocida hasta entonces. Se dispone de una toma en la central de Trespaderne de 5.250 voltios y se adapta la red hasta Medina de Pomar. 

En esta época la actividad eléctrica continua teniendo una menor importancia que la fabricación de harinas que llega a alcanzar en la fabrica de Villamar los 24.000 kilos de trigo molturado al dia.

Es una época de restricciones, por la insuficiente producción en el país, aunque esta situación afecta menos a las zonas productoras. Sin embargo se continua y amplia la actividad de distribución. Como ejemplo podemos citar la localidad de Cebolleros que se electrifica en 1.944, las localidades de Barriosuso y Cespedes en 1950, Tabliega y Cubillos de Losa en 1952 y los pueblos de la zona de la Cuesta -Barruelo, Casares, Bahillo, Quintanalacuesta, Valdelacuesta y Villamagrin-, vertiente norte de la sierra de la Tesna en el año 1954.

En 1956 se adquiere la distribución de los pueblos de la Merindad de Montija. 

Para ello es preciso sortear graves problemas, la escasez de materiales o su intervencion -conductor de cobre y aisladores-  o los cupos sobre las materias primas -cemento- que limitaban las posibilidades y la calidad de las redes construidas. A pesar de las dificultades, la llegada de la "luz" se recibia con alborozo y se celebraba como la fiesta mayor. La esperanza de que estos logros traerian otros mayores animaba a las gentes en su tarea diaria acercando nuevas formas y mejoras en la calidad de vida.

CRISIS Y CAMBIOS EN EL SECTOR ELECTRICO 1940-1960

Tras la contienda civil de 1936 las necesidades electricas se convierten en vitales para el desarrollo economico. Algunas instalaciones habian quedado destruidas o dañadas y el bloqueo econonico internacional impedia la reposicion de equipos y la situacion ecobomica hacia dificil acometer grandes y costosas infraestructuras.

Se añade asimismo las dificultades para la importación de combustibles y la sequía de los años 1944-45 y 1949 resultando insuficiente la produccion para atender la demanda. Las grandes ciudades sufren interrupciones de varias horas al día.

El ritmo de construcción de centrales es muy lento, frenadas aun mas por la política económica y la congelación de tarifas hasta 1953 que prácticamente anula los incentivos a la inversión. La caída de los precios reales de la electricidad fue del 83 por ciento entre 1936 y 1950.

En esta época se plantea incluso la posibilidad de la nacionalización del sector para optimizar los recursos disponibles, como habia sucedido en Francia e Inglaterra.

En 1951 se establece la Red Eléctrica Peninsular, por grandes empresas eléctricas -fruto de grandes fusiones- que configura una red unica donde se vierten los sobrantes de energia de unas zonas para abastecer a otras deficitarias.

Se establecen las tarifas tope-unificadas a las que se una cuota que administra OFILE -Oficina liquidadora de la Energía- para compensar el coste de las centrales construidas desde 1939, la energía térmica y ciertos suministros protegidos. Este sistema permanece hasta 1974.

La agrupación de empresas eléctricas Unesa y el RECA -Repartidor Central de Cargas- son desde 1944 hasta 1980 el centro neuralgico de todo el sistema electrico. 

EL" MILAGRO ECONOMICO" Y EL EXODO RURAL 

 De la mano de la electricidad comienzan a llegar nuevas tecnicas mas productivas y nuevas maquinas. Se instalan molinos electricos en todas las poblaciones. En el medio rural comienzan a introducirse las aventadora electricas y maquinaria para la recoleccion de los cereales lo que aumenta considerablemente la productividad.

Estos nuevos sistemas para la produccion agraria y ganadera hacen que desaparezca una gran cantidad de mano de obra tradicionalmente necesaria para estos trabajos. No existe sin embargo en esta comarca estructuras economicas que permitan absorver este excedente de las actividades tradicionales. 

 Con esta situacion y el desarrollo industrial de determinadas zonas del pais, comienza el exodo de la poblacion en busca de mejores condiciones de vida. El Pais Vasco por su proximidad y su pujanza economica se convierte en el pricipal polo de atraccion de los habitantes de las Merindades.

La poblacion de Las Merindades desciende vertiginosamente de los 75.000 habitantes en 1920 a apenas 25.000 en los años noventa.

El progresivo aumento del nivel de vida esta acompañado por un  aumento de la demanda electrica. Ante esta situacion se construye en 1964 una nueva linea desde Trespaderne a Medina de Pomar a la tension de 46.000 voltios y una subestacion transformadora de 46.000 a 5.000 voltios con una potencia de 2.000 KVA.

Por otro lado comienza en la decada de los sesenta y setenta la gran expansion de toda la zona de las Merindades como segunda residencia por su atractivo turistico. La explotacion de sus recursos comerciales, paisajisticos y culturales perimiten un desarrollo urbano de proporciones desconocidas.

Este desarrollo supone un incremento del nivel y la calidad de vida, aunque no podemos olvidar que desagraciadamente se acompaña con un mayor deterioro del medio natural.

 

 DEL MILAGRO A LA CRISIS ENERGETICA

La planificacion en el sector electrico se inicia con el Plan de Electricidad (1954-1963). Los Planes de Desarrollo estatales contemplan tambien la evolucion de las necesidades electricas. 

El I PLan 1964-1967 establece una prevision de crecimiento del PIB del 11,5% anual y acumulativo recogiendo un programa de instalacion de centrales electricas. De manera especifica se aprueba en 1969 el Plan Energetico Nacional.

El II Plan aparece el 1969 por las fuertes tensiones inflacionista pretendiendo el mantenimiento de crecimientos en torno al 5-6 % anual acomulativo hasta 1972. Se incian los estudios del tercer plan con el "Horizonte 1980".

En este periodo el PIB experimenta de media un aumento del 7 % anual en pesetas constantes, destacando el consumo de energia primaria, que pasa de 31 millones de toneladas equivalentes de carbon (TEC) en 1960 a 90 millones en 1974.

La dependencia de los productos petroliferos pasa del 29 al 69 %.

Sobre estos parametros se asientas las claves de los demas planes que comienzan en 1979. Se apoyan en la crisis petrolifera de 1973 y años posteriores por su alta dependencia, dismunuye considerablemente la participacion del carbon nacional, asi como la politica de abaratamiento de la energia en terminos reales lo que no contribuye a moderar el consumo.

En 1974 entra en vigor el "Sistema Integrado de Facturacion" y se crea la esctructura binomia potencia-energia de las tarifas electricas. Tambien se crea la Oficina de Compensacion de la Energia electrica (OFICO) que se encarga de compensar los sobrecostes y distribuir las primas que equilibran el sistema electrico.

La regulacion electrica descansa sobre el Reglamento de verificaciones electricas de 1954 y sobre el Reglamento de,lineas Aereas de 1968 (aun vigente)  y el de Baja Tension de 1973. 

LA CONSTITUCION DE ELECTRA ADURIZ

En 1978 se crea como sociedad anonima ELECTRA ADURIZ heredera del negocio electrico. Es una epoca de gran actividad, cambios y de grandes retos a los que se ve obligada a responder y de los que sale reforzada con exito.

Ademas nuestra empresa tambien se ve obligada a convivir con la agresion de su suministrador que amparado en su tamaño y poder e ilicitamente, al no respetar los compromisos contraidos, pretende una convivencia escandalosa y absurda.

Sin embargo, la confianza en la aplicacion de la Ley y la creencia de que la Justicia se ha extender a todos los ambitos, ha hecho posible la condena a este suministrados, que se extiende a la perdida de las redes que ha implantado ilegalmente y a los clientes que ha obtenido ilicitamente.

La utilización de los sistemas eléctricos es masiva  en los años ochenta y la electricidad ya es una pieza clave y fundamental de la vida. La red electrica ya se extiende hasta el ultimo rincón de nuestra geografía. Tanto las actividades comerciales y de servicios utilizan masivamente la energia electrica. También las actividades agrícolas y ganaderas basan su modernización en la utilización masiva de energía eléctrica para la obtención de fuerza mecánica, frío y calor industrial.

En 1984 se pone en servicio la actual subestación, de tipo semintemperie, con tecnología avanzada. La tensión de distribución se establece en los 13.200 voltios actuales y una potencia de transformación de 18 MVA en la actualidad.

En 1997 se incorpora la automatización con la incorporación de elementos telemandados y sistemas informáticos, operados desde el Centro de Control de la empresa. La supervisión, el mando y el control remoto permiten una sustancial mejora de la calidad del suministro y su regularidad.

LA EXPANSION DEL SECTOR ELECTRICO

A partir de la crisis del petroleo que elevo en 1973 el precio un 475 % finaliza la era de la energía barata y abundante. Los países industrializados y en mayor medida España soportan un  elevada dependencia del petroleo.

Su repercusión sobre la economía española es patente en 1976. Se toman medidas de diversificación, el establecimiento de precios reales de la energía, los programas de ahorro y conservación de la energía, y medidas económicas y políticas.

El Plan Energético de 1975 que plantea estas medidas entra en vigor en 1978 coincidiendo con la segunda crisis petrolífera de 1978 que eleva el precio del crudo un 67 %.

 Se crea en 1985 Red Eléctrica de España tras la nacionalización de la Red Nacional de Alta Tensión, redes de 380 y 220 kilovoltios, asi como el Centro de Control del Sistema Eléctrico.

En la década de los ochenta se produce un importante desarrollo normativo, la Ley de conservación de la energía de 1980, la Ley del Canon sobre la Producción de 1981, el Real Decreto de Fomento de la producción Hidráulica, El Reglamento sobre Acometidas de 1982 y el Reflamento Técnico de Centrales ty Centros de TRansformacion.

En 1986 España se incorpora como miembro de pleno derecho a la Comunidad Económica Europea incorporándose a la CECA y al EURATOM.

El 1 de enero de 1998 entra en vigor la Ley del sector eléctrico, vigente en la actualidad, que liberaliza las actividades electricas, conservando su triple objetivo tradicional de garantizar el suministro, su calidad y que se realice al menor coste posible, sin olvidar la debida protección del medio ambiente. Pretende que en el plazo de dias años las actividades de producción y comercialización se encuentren liberalizadas.

Se crea y regula la Comisión Nacional del Sistema Eléctrico, hoy en día Comisión Nacional de Energía (CNE). Se incorporan en definitiva al ordenamiento jurídico las previsiones de la Unión Europea sobre las normas comunes para el establecimiento del mercado interior de la electricidad. Es el cambio mas radical que ha soportado el sector eléctrico en toda su historia.

 

 

SEPARACION DE ACTIVIDADES

 El artículo 12.1 de la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico establece la obligatoriedad de separación de actividades en el sector eléctrico.

En la Disposición Transitoria Cuarta de la referida Ley dispone que con anterioridad al 26 de diciembre de 2016, todas las empresas del sector eléctrico deberán estar adaptadas a lo previsto en el artículo anteriormente mencionado.

Por ello ELECTRA ADURIZ, S.A., distribuidora y comercializadora de energía eléctrica, ha llevado a cabo en octubre de 2015 un proceso de escisión en la modalidad de segregación de una de sus ramas de actividad.

Esta rama segregada es la distribución de energía eléctrica, que ha sido traspasada en bloque a una sociedad de responsabilidad limitada de nueva creación con la denominación ADURIZ DISTRIBUCIÓN, S.L. (Sociedad Beneficiaria de Nueva Creación), constituida expresamente para tal fin.

EPILOGO 

Con la implantación de nuevos medios, la incorporación de tecnologías avanzadas en la distribución eléctrica, nuevos materiales y sistemas, y con el afán de superación de todas las personas que integran la organización, se alcanzan en la actualidad niveles de estabilidad y calidad de suministro comparables y superiores a los de nuestro entorno.

Los valores de las personas de nuestra empresa sobre los que descansa nuestra política y los principios con los que actuamos dan forma al compromiso de toda la organización de cumplir con los requisitos de nuestros clientes y de nuestra mejora continua.

Los 19 años que estimaba en 1898 D. Marcelino Aduriz que duraría su negocio, y que han superado la centuria, se han convertido en la perenne actividad que hoy nos ocupa.

La advocación de nuestra actividad a la Virgen de la Candelaria, que celebramos con alegría año tras año, sabemos ha iluminado el camino de aquellos que buscaban mas luz en su tarea diaria y en su futuro.

Aquellos ideales que animaron a los fundadores, dominar las fuerzas de la naturaleza y obtener un futuro mejor, continúan siendo los mismos que en la actualidad nos empujan a proseguir nuestra labor con redoblada energía.